Box park

Los llamados Box Parks, en castellano conocidos como parques de contenedores marítimos, son una de las últimas tendencias urbanas. Desde Lisboa hasta Nueva Zelanda, cada vez más ciudades utilizan viejos contenedores de transporte para convertirlos en zonas creativas con tiendas, cafés, estudios y oficinas.

 

Aquí está la lista de algunos ejemplos a nivel mundial.

LX Factory en Lisboa

Los habitantes de la capital de Portugal se han vuelto extremadamente creativa. El distrito de Alcántara se ha convertido en un excitante barrio de boutiques, restaurantes y clubs gracias a que LX Factory ha reformado una antigua fábrica. Parte de la zona se utiliza también como parking de viejos autobuses de dos pisos conocido como el Village Underground. Alberga una zona de trabajo con una sala de conferencias y una cafetería.

 

En Londres los barrios de Shoreditch, Croydon y Brixton

Londres ha retomado con especial fuerza la tendencia hacia los Box Parks. El primer Box Park se construyó en el distrito de Shoreditch al norte del Támesis. Con Croydon, la tendencia se extendió posteriormente a la orilla sur de Londres. A diferencia de otras ciudades, el «Box Park» ya se ha convertido en una marca londinense perdiendo algo de su toque alternativo. El parque de contenedores de Pop Brixton, en el barrio del mismo nombre, se presenta de manera más individual. Es menos profesional, pero con sus tiendas dirigidas por sus propietarios y sus empresas de comida callejera, parece mucho más auténtico.

 

Boxpark en la metrópolis del desierto de Dubai

La metrópolis de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, siempre ha sabido captar las tendencias actuales de la ciudad. Así que no es sorprendente que el box park cerca del Jumeirah Beach Park haya perfeccionado el concepto. Ya sean restaurantes, heladerías o boutiques, no hay ni un minuto de aburrimiento allí. La imagen de Dubai es a menudo la de una ciudad extremadamente cara. Sin embargo, con el Boxpark, la metrópolis quiere atraer deliberadamente a los jóvenes y atrae a los estudiantes con generosos descuentos en tiendas y restaurantes, por ejemplo.

 

Re:Start Mall el centro comercial en Christchurch, Nueva Zelanda

La metrópolis neozelandesa de Christchurch ha hecho de la necesidad una virtud. Tras un fuerte terremoto en 2011, la ciudad buscaba una manera de acomodar rápida y provisionalmente los negocios destruidos para proporcionarles una nueva base. La rápida solución con el característico título de Re:Start Mall se ha convertido en una atracción que sirve de modelo mucho más allá de las fronteras del país. Hoy en día, la zona ya no lleva el nombre de Re:Start, pero las operaciones continúan hasta que se construya algo más aquí en un futuro previsible.

 

27 Boxes en Johannesburgo

La mayor metrópolis de Sudáfrica, Johannesburgo, es considerada bastante peligrosa por muchos visitantes y los locales suelen vivir detrás de altos muros y vallas. Pero de hecho, la ciudad tiene un área muy moderna con el distrito de Melville. Entre otras cosas, 27 Boxes, un complejo de contenedores, en el que hay muchas tiendas y restaurantes atractivos además de pequeñas galerías de arte, contribuye a la buena imagen de este barrio. El mercado semanal también tiene como objetivo estimular a la comunidad del barrio.

 

Downtown Container Park en Las Vegas

Downtown Container Park en Las Vegas está dirigido a los visitantes con y sin niños por igual. La oferta de compras va desde estancos a jugueterías. La gama de oferta gastronómica es igualmente amplia. Aquí se pueden encontrar desde perritos calientes a comida muy elaborada, hasta cines y conciertos.

 

Common Ground en Seúl, la capital de Corea del Sur

Common Ground es el nombre del representante asiático en esta lista, todo en azul. Situado en el distrito de Gwangjin, el objetivo de esta área de 5.300 metros cuadrados era llenar de vida el páramo de allí en pocos meses. El proyecto, con sus 200 contenedores, era también más barato que la construcción convencional. Las cajas individuales pueden ser colocadas en capas para formar formaciones de tres pisos y, si es necesario, convertidas fácilmente. En el centro del terreno, forman un gran cuadrado que puede ser usado para eventos regulares de mercado, por ejemplo.

 

El gigantesco mercado al aire libre cerca de Odessa

Mucho menos moderno, pero extremadamente excitante es el mercado que se haya a 7 km de la ciudad ucraniana de Odesa. Está un poco fuera de la lista de Box Parks. El mercado al aire libre de 170 hectáreas fue creado después de que una compañía de logística alemana quebrara. Aquí se vende principalmente ropa, sobre todo del Lejano Oriente. El área para las damas está marcada por contenedores rosados. A diferencia de las otras áreas, este mercado no es realmente un centro comercial dirigido a los turistas. Sin embargo, una visita puede resultar ciertamente interesante.