Construcción modular sostenible

La sociedad en general, ha logrado comprender que el futuro de nuestro mundo está asociado a la sostenibilidad.

Es por ello que los factores ecológicos, han logrado llegar al sector de la construcción y la arquitectura.

Es en la arquitectura donde comenzó a utilizarse satisfactoriamente el principio de: ejecución de una edificación sostenible.

Poco a poco como era de esperarse, dentro del sector de la construcción este concepto ha sido aceptado satisfactoriamente.

La construcción modular es una apuesta sostenible, la cual definitivamente traerá altos beneficios en un futuro, principalmente dentro de construcción.

La construcción modular un concepto sostenible

En décadas recientes, han sido fundamentales los avances en materia ecológica dentro del sector de la arquitectura modular. En poco tiempo, se ha logrado disminuir el impacto medioambiental relacionado con la construcción tradicional, de forma exponencial.

Todo esto, debido al proceso industrializado en la construcción y a la utilización que se hace de esta luego.

La firma KODA (Estonia) encontró una solución con estilo.

Como respuesta a la escasez de viviendas en las ciudades europeas, KODA desarrolló una micro-casa que es la encarnación del minimalismo y la eficiencia. La planta de esta casa mide sólo 25m² pero contiene todo lo necesario para la vida diaria, incluyendo un baño, una ducha, una zona de dormitorio separada e incluso una pequeña terraza.

El cubo se construye en un solo día y se puede desmontar para trasladarlo a otro sitio en siete horas. Está equipado con paneles solares en el techo y cuenta con la última tecnología de casas inteligentes, como una cerradura digital de la puerta y una iluminación LED ajustable.

 

Koda Estonia

Koda Estonia

(Photo: KODA)

 

En lo que respecta al proceso de construcción de módulos prefabricados, una de las principales ventajas es: ejecutar las labores dentro de un espacio controlado, en el cual se verifica cada detalle de construcción.

Además, los materiales utilizados se contrastan y el resultado final se comprueba, ensamblando previamente la edificación; con el objetivo de disminuir los imprevistos en el sitio de ubicación definitivo. En esto se diferencia la construcción modular de la construcción convencional.

Durante la primera fase del proyecto, se establecen de forma cuidadosa cada una de las especificaciones técnicas requeridas durante el proceso de fabricación, de tal forma que el ahorro de recursos constructivos y de tiempo se hace efectivo de inmediato.

Seguidamente ese trabajo se materializa en la fábrica, cumpliendo de forma rigurosa con todas las indicaciones establecidas en el proyecto. Durante la fase final de montaje de la construcción modular en el sitio definitivo, son ensamblados los módulos adaptándolos en pocos días al terreno y finalizando en tiempo récord la construcción modular.

Al emplear un sistema de construcción industrializado se puede lograr lo siguiente:

  • Los daños físicos sobre el terreno pueden ser minimizados, esto se debe a que requiere menos tiempo para el montaje.
  • Existe un mejor control de residuos que se generan en el propio terreno y también en la fábrica.
  • Se puede obtener un gran ahorro energético y menor movimiento de recursos, ya que se realiza una previamente una planificación.
  • Disminuye de forma considerable las molestias acústicas relacionadas con cualquier obra.
  • Además, existe alta capacidad de reciclar materiales que pueden ser reutilizados o reubicados; al igual que la construcción en sí.

Razones por las que la construcción modular puede ser sostenible

Una de las principales ventajas de este tipo de construcción, es que se pueden reutilizar y reubicar en un futuro, en caso de que cambien los requerimientos del cliente. Esto evita que sea necesario comenzar a fabricar una nueva estructura.

Otro ejemplo lo encontramos en Japón de la mano de la firma Muji.

Grandes corporaciones normalmente conocidas por otros productos se han aventurado en la construcción de viviendas, entre ellas Ikea y Toyota.

Una de las empresas que ha tenido un gran éxito en el mercado de las viviendas prefabricadas es el gigante minorista japonés Muji, también conocido por su ropa simplista.

En 2015, revelaron prototipos de tres micro viviendas asequibles, hechas de madera, corcho y aluminio respectivamente.

Su modelo más básico – la Cabaña Muji – mide sólo 9m² y tiene un precio aproximado de 26.000 euros. La cabaña no tiene ni baño ni cocina, por lo que los residentes dependen de las instalaciones públicas cercanas.

Desafortunadamente para los amantes de las casas pequeñas en todo el mundo, la cabaña sólo está disponible en Japón por ahora, sin que se conozca la fecha de lanzamiento internacional.

Muji (Japan)

Muji (Japan)

A su vez, se ubican los gastos de dinero, de tiempo y energía que esto conlleva. Aspectos prácticamente imposibles, cuando se trata de una construcción convencional. Además, no podemos dejar de lado, que gran parte de las estructuras de metal de estos módulos se pueden reciclar completamente, una vez terminada la vida útil.

Esto permite que se produzca un gran ahorro en energía y también en otros recursos. Sin olvidar que también se puede minimizar el consumo de dichos recursos y las emisiones de CO2.

La mayoría de proyectos modulares se pueden personalizar completamente, ofrecen alta calidad y menores plazos de entrega. Principalmente porque gran parte de la construcción se efectúa dentro de la fábrica, la excelente gestión previa del proyecto y el proceso se organiza industrialmente.

Es por ello que podemos asegurar que la construcción modular es más ecológica y sostenible, comparado con los sistemas de construcción convencionales que actualmente siguen siendo utilizados por la sociedad.

Esto quiere decir que es un sistema altamente sostenible el cual permite disminuir el impacto en el ambiente, bien sea en el terreno definitivo como en la fábrica. Es posible obtener grandes beneficios a nuestro alrededor, además de contribuir en la conservación de nuestro planeta.

Disminución de materias primas y elección de materiales

A través de la disminución en las materias primas y la elección acertada de materiales para la construcción modular: es posible recurrir a una verdadera sostenibilidad donde la maquinaria, el tratamiento de los materiales y la mano de obra requeridas; son seleccionados de acuerdo a criterios de versatilidad y durabilidad.

La utilización de materiales con mayor resistencia a la degradación, se muestra como una opción que ofrece mayor versatilidad y es más económica. Básicamente porque la inversión requerida para el mantenimiento posterior, es bastante reducida.

Respecto a la selección de materias primas, la construcción modular permite utilizar materiales que son más tratables y livianos, comparado con el hormigón requerido en las estructuras convencionales.

En términos generales, la construcción modular puede ser ecológica ya que existe la posibilidad de personalización en cada proyecto, se puede tener un mejor control de los recursos energéticos, humanos y materiales requeridos para ser implementados, además de ser más rápidos los plazos de entrega.

En el desarrollo de la arquitectura modular, los esfuerzos destinados dan sus resultados dentro de un sistema eficaz de construcción el cual cumple perfectamente con reducir, reutilizar y reciclar.

La construcción modular sostenible impuesta o comprometida

No se puede negar que las acciones equivocadas del ser humano han impactado enormemente nuestro ambiente, en los últimos años el sector de la ingeniería ecológica y la construcción han tomado conciencia respecto.

Por tal razón, es posible ver en un futuro cercano que estas construcciones modulares, serán más comunes, esto conlleva una disminución de costos debido al aumento de la demanda.

Existe un mayor compromiso en materia ecológica por parte de las personas, por lo que esto puede ser considerado como un gran avance para este tipo de iniciativas.

En definitiva, la construcción modular sostenible se muestra como uno de los principales sistemas que respetan nuestro medioambiente y una magnífica apuesta de la ingeniería para la reconstrucción de nuestro futuro cercano.